miércoles, 9 de noviembre de 2016

Recojo los recuerdos

Todo cambia. A veces,  uno pone resistencia antes estos cambios.
Da miedo evolucionar.

Con los cambios también aprendes a valorar y desvalorizar a las personas que algunas vez formaron parte de nuestra historia personal.

Los indicadores de mi edad, demuestran que ya no soy esa jovencita despreocupada y pasional, aunque sigo siendo joven pero con mayor madurez,  la vida en muy corto tiempo me puso en circunstancias poco afortunadas y eso conllevo a mirar la esencia de las personas y cosas.

Recoger los recuerdos no siempre es malo, y menos cuando son buenos y de buenas personas, del resto hay que dejarlos en más recóndito de los lugares, donde no exista posibilidad alguna escapar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario